Youtube

Prepara con La Cooquette unos croissants de Yoda con motivo al #maythe4thbewithyou

La youtuber y repostera comparte en redes sociales un video de hace 5 años donde prepara un postre que hasta la fecha es un exito dentro de la comunidad de cooquettos

Por Kimberly Pinto

-
Prepara con La Cooquette unos croissants de Yoda con motivo al #maythe4thbewithyou

Prepara con La Cooquette unos croissants de Yoda con motivo al #maythe4thbewithyou (Instagram @lacooquette)

Con motivo al May the 4th be with you (en mayo 4 que la fuerza este contigo) La Youtuber Salvadoreña Cooquette no se ha quedado atrás, pues te enseña a preparar unos croissants de matcha en forma de Yoda.

“No importa si eres de la realeza de Naboo o del consejo Jedi, estos croissants seguro les gustarán a toda la galaxia” con esta frase, María da inició a esta deliciosa receta que llevará un par de días en concluirse, pero asegura que si lo comparas con los 900 años del maestro Yoda, unos días se pasan volando.

Ingredientes:

  • 3 y ½ tazas de harina, y un poco más para amasar
  • 5 cditas de polvo de matcha (concentrado de té verde pulverizado)
  • 1 y ½ cdas. de levadura activa seca (17.5 grs)
  • 5 cditas. de azúcar
  • 1 cda. de sal
  • ¼ taza de agua tibia
  • 1 y ⅓ tazas de leche entera tibia
  • ¼ taza de aceite vegetal
  • 14 oz de mantequilla sin sal (casi 4 barritas - 400 grs total)
  • Cubierta de huevo: 1 yema de huevo, ½ cda. de leche, colorante verde
  • 1 taza de chispas de chocolate (añadirlas a los croissants es opcional, pero sí necesitarás algunas si quieres dibujar los rasgos faciales de Yoda)
  • Chispas de chocolate blanco, convertidas en pequeñas pelotas (o se pueden usar también pedazos redondos de dulce para derretir blanco)

El primer paso es untar mantequilla en un bowl (no importa el material del que esté elaborado) y dejarlo a un costado. En otro recipiente agrega la levadura activa seca, una cucharadita de azúcar y agua tibia que dejarás reposar hasta que esta se active, te llevará aproximadamente 5 minutos o te darás cuenta de que esta lista cuando veas unas burbujas sobre la mezcla.

En una taza incorporas el resto del azúcar junto con leche tibia y sal. Pon en la batidora la harina y el polvo de matcha, si no tienes el aparato puedes mezclar a mano mientras incorporas la levadura ya activa, la leche que previamente preparaste y aceite vegetal que hará que la masa quede con una consistencia más suave hasta que todo se integre; Cuando esto pase, espolvorea harina en la mesa para que la masa no se pegue mientras obtienes una consistencia compacta.

Cuando termines, busca el bowl con la mantequilla para meter la masa asegurándote de que se cubra bien con ella para taparla dos veces con papel plástico: una sobre la bola de masa y la segunda para cubrir el recipiente dejando reposar en un lugar cálido durante 2 o 3 horas para que esta doble su tamaño.

captura de YouTube la cooquette

Pasado el tiempo lo pasas a una superficie enharinada necesitando un rodillo para extender la masa hasta llegar a un rectángulo que mida entre 20 por 30 cm y doblas en tres partes, como si fuera una carta. Vuelve a meterla en el bowl, cúbrela dos veces como ya se había mencionado en los pasos anteriores durante 1 hora y media o llévala al refrigerador para que repose durante toda una noche hasta duplicar nuevamente su tamaño.

Unas horas después o al día siguiente (depende de la opción que elijas para reposar la masa) haces un pack de mantequilla que consta de un par de cucharadas de harina que combinarás junto con la mantequilla a temperatura ambiente hasta que esta se haga cremosa.

Extiendes nuevamente la masa, pero esta vez en un rectángulo con una medida de 40 por 28 cm y untas la mantequilla en 2/3 de la masa dejando espacio en los bordes para después doblarla nuevamente, siendo este el primero de tres dobleces; Cubres con papel plástico y metes al refrigerador durante 30 a 60 minutos para que se enfríe la mantequilla.

Tras ver el tiempo pasar, sacas la masa, la extiendes nuevamente, pero ahora con las medidas de 50 por 23 cm, doblas y metes al refrigerador por 2 horas. Toca el turno del tercer y último doblez: extiendes nuevamente la masa con las medidas anteriores, solo que esta vez realizaras un doblez juntando los extremos más largos hacia el centro de la masa y luego por la mitad, como un libro, cubre la masa y llévala al refrigerador por otro par de horas.

La cooquette menciona que estos pasos son esenciales para darle una consistencia esponjosa al producto final que por ahora sigue siendo una masa que necesita de una forma peculiar; cortando la masa por la mitad, la extiendes para hacer triángulos isósceles que son fundamentales para crear esos croissants característicos, con la forma ya hecha haces un corte por la mitad en la parte más ancha para sacarlos hacia afuera y hacer alusión a las orejas del maestro Yoda. Opcional, agregas unas chispas de chocolate al inicio de la base y enrollas cuidadosamente hasta llegar a la parte más delgada del triángulo.

Lo colocas en una charola con papel encerado y dejas reposar durante dos horas, antes de meterlas al horno barnizas las cabezas de Yoda con la mezcla de huevo, leche y un poco de colorante verde que ayudará a que tengan mejor aspecto y metes a hornear a 200 grados por 20 minutos.

Para terminar, decoras el rostro con chocolate blanco y negro. Tendrás unos postres deliciosos para tu familia o amigos dignos de esta celebración de Star Wars, que la fuerza te acompañe en esta receta.

Sigue leyendo: La Divaza encara a sus exnovios y da a entender que volvería con uno de ellos

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre famosos e influencers en redes sociales

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscripto a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Ranking

Más de Youtube